Iniciando una aventura

Medusa (Hydrozoa - Cnidaria): freza (liberación de espermatozoides desde la gónada). 20x, campo oscuro.

Espermatozoides. 40x, campo oscuro.


Equipo utilizado:
- Microscopio Zeiss Axio Scope A1, objetivos Plan-Neofluar. 
- Canon 80D, adaptador DSLR 1,6x.

Procedimiento:
Organismo capturado por la noche con una red de plancton en la bahía de Santander. Observación en vivo con estereomicroscopio Motic SMZ 168 en placa de petri tras narcotizar con 5 g (en 100 ml de muestra) de cloruro de magnesio; separado con pipeta Pasteur, porta y cubre-objeto para ser observado al microscopio.  



Para saber más...
Otto Larink & Wilfried Westheide (2011) Coastal Plankton. Verlag Dr. Friedrich Pfeil. München

Un momento natural


En una poza mareal en la rasa de El Médano (Sur de Tenerife): abrigados por el alga parda Lobophora variegata permanecen semiocultos, en una pequeña oquedad, un erizo (Paracentrotus lividus) y una ofiura (Ophioderma longicauda) que saca uno de sus brazos.

Liebre marina (Moluscos: Gasterópodos: Opistobraquios)

Aplysia dactylomela (liebre o babosa marina)


Las liebres marinas son un moluscos gasterópodos opistobranquios que viven en los charcos mareales de zonas tropicales y subtropicales (Atlántico, Pacífico, Índico).




Aplysia dactylomela tiene una coloración variable, las hay verde-amarillentas hasta marrón oscuro, pero, todas tienen unos característicos anillos a modo de manchas (como un leopardo) y, generalmente presentan como una red de hilos negros a nivel de los parápodos; llegan a medir hasta 30 cm de longitud.


En su cabeza tienen sensores táctiles y químicos (rinóforos y tentáculos orales) además de ojos (en la base de los rinóforos). Los parápodos son repliegues móviles del manto que cubren la cavidad donde se encuentran sus órganos vitales así como una concha muy reducida.





Son hermafroditas, pero realizan una fecundación cruzada; ponen cintas con centenares de huevos de los que saldrán larvas planctónicas. 

   Huevos de Aplysia

Se alimentan de algas.
Cuando se sienten amenazadas expulsan un tinte irritante por el sifón y además su piel es tóxica, por lo tanto son pocos los predadores que pueden atacarlas.



Los gasterópodos opistobranquios son los que tienen las branquias hacia atrás y su concha está muy reducida o ausente.

Puedes ver un vídeo en:
Liebre marina


Physalia (Cnidarios: Hidrozoos: Sifonóforo)

Physalia physalis (carabela portuguesa)

¡No tocar!: peligro mortal


El celentéreo carabela portuguesa (Physalia physalis) es una colonia de pólipos (orden Siphonophora) que flota gracias a una burbuja (neumatóforo), llena de CO2, que actúa como flotador. 


Carabelas varadas en Playa de las Américas

Es un animal con una amplia distribución, que deriva con las corrientes cálidas de los océanos, arrastrado hacia las playas, en ocasiones de forma muy abundante, como ha sucedido hoy (8 de Febrero) en Playa de las Américas.


Tiene pólipos especializados en la reproducción (gonozoides), alimentación (gastrozoides) y caza (dactilozoides).


Los pólipos cazadores tienen células urticantes que al ser rozados inyectan potentes toxinas, como neurotoxinas, cardiotóxicos (causan parada cardiaca) y citolíticas (disuelven células). La presa, muere en cuestión de segundos.
Su color azul de la carabela es un mecanismo de cripsis, al darse una combinación de colores que la confunden con el medio ambiente (fondo azul del cielo visto en inmersión).


Carbela varada en un charco intermareal de Playa de las Américas, pueden distinguirse los largos filamentos cazadores.

Es uno de los organismos más peligrosos de las aguas que rodean las Islas Canarias.
Los especímenes de gran tamaño (hasta 30 cm la longitud del flotador) pueden tener filamentos cazadores que superan los 10 metros. Si un bañista se encuentra con un espécimen así puede ser una experiencia muy dolorosa estando en peligro su vida. No hay que tocar a los especímenes que están varados en la playa pues sus células urticantes siguen activas y pueden incluso atravesar guantes de neopreno.


Carabela varada con un neumatóforo de unos 12 cm de longitud.

Se podría pensar que un organismo con esa capacidad para matar no debería tener enemigos, pero, no es así. Tortugas, peces luna (Mola mola), el caracol violeta (Janthina) y Glaucus (una especie de babosa marina) están entre sus predadores.



Su estudio en la playa:





Y en casa con un estereomicroscopio Motic SMZ 168 que lleva acoplado una cámara Nikon Coolpix P5100.



Las fotografías fueron realizadas con un iPhone 5. 

Puedes ver un video en ... Carabela portuguesa


Para saber más ...
Hayward P,Nelson-Smith T, Shields Ch (1999) Flora y fauna de las costas de España y de Europa. Ed. Omega.

Desde las sismitas a la vida en otros mundos

Sismitas, en primer plano, al fondo la Montaña Roja

En El Médano (sur de Tenerife) se produjo un gran terremoto, entre 3500-10000 años atrás, de grado IX en la escala Mercali (muy destructivo, siendo XII el de grado mayor). El terremoto "sembró" de "pequeños volcanes" de arenisca las laderas del volcán La Montaña Roja. Esta geomorfología le da un aspecto extraño al paisaje, como en miniatura y de otro mundo.

Sismitas, en primer plano, al fondo El Médano (Tenerife).

Estos "pequeños volcanes" son sismitas. Y son el producto de una licuefacción geotectónica cuyo origen está en un paleoterremoto.
Explicándolo por partes:

La licuefacción geotectónica es cuando un material sólido pasa a ser líquido por la acción de una fuerza externa. Se producen en terrenos arenosos con alto contenido en agua.

Un paleoterremoto es terremoto que deja evidencias fósiles y por lo tanto puede ser datado cuándo sucedió.

Campo de sismitas

Por lo tanto, las sismitas, se formaron por las sacudidas de un antiguo terremoto, el cual, hizo que aumentara la presión del agua, la cual rompió la corteza de suelo endurecido. El agua salió a presión arrastrando la arena licuificada a modo de pequeños volcanes de arena.

Formaciones tabulares que forman diques.

Pero el aspecto no es lo único que relaciona las sismitas de El Médano con otros mundos.
Científicos de la NASA visitaron la Montaña Roja para estudiar las sismitas, al ser formaciones cuyo origen está asociado al agua. Los planetólogos y astrobiólogos de la NASA estudian las formaciones geológicas terrestres que están relacionadas con el agua por si encuentran formaciones similares en otros planetas, como por ejemplo Marte. Así se podría poner en evidencia la presencia de agua, por lo menos, en tiempos geológicos de no mucho más de varios miles de años. Y si hubo o hay agua, pudo o puede haber vida.


Respiraderos tubulares.

Este yacimiento es, por su exclusividad, de importancia geológica mundial y por lo tanto se precisa una mayor protección para su conservación. También una puesta en conocimiento del público, como puede ser y para empezar, mediante algún expositor que explique dicha formación geotectónica.

Las fotografías fueron tomadas en noviembre del 2014.

Fuentes

González de Vallejo L, Tsige M, Cabrera L (2005) Paleoliquefaction features on Tenerife (Canary Islands) in Holocene sand deposits. Engineering Geology 76

Momentos naturales


El encuentro entre dos predadores de la rasa. Dos estrategias muy diferentes de caza, en un encuentro donde no hay posibilidad de victoria.
La estrella se separa con su honor intacto, si acaso con algún sarpullido por los disparos urticantes de la anémona.


Fotografías tomadas con un iPhone 5 en una poza mareal de la rasa de La Maruca (Santander).

La planaria

Pseudoceros sp. Ejemplar de 4 cm de longitud.

Al amanecer, para aprovechar los días de bajamar, fui a la rasa de El Médano en el sur de Tenerife. Tras casi una hora de deambular encontré un ejemplar de Platydoris argo, un nudibranquio, al que quise tomar unas fotografías. Mientras lo hacía, y al levantar la cabeza, vi a una planaria que con movimientos ondulantes y velocidad de crucero venía en dirección al nudibranquio. Con excitación y nerviosismo, por si la perdía de vista, me preparé para fotografiarla mientras recordaba...



... a Don Manuel Blasco, catedrático de Zoología en la Universidad de Extremadura y especialista en reptiles, explicando la asignatura de Zoología en el tercer curso de la carrera, allá por 1990. Al hablar sobre las planarias nos decía que eran animales de gran voracidad y que no dudaban en atacar a posibles presas que eran mucho mayores que ellas. 
Desde entonces siempre quise ver planarias vivas. Nunca había tenido la oportunidad y durante el último año y medio las he buscado con insistencia durante mis incursiones en las rasas del sur de Tenerife, pero, las muy esquivas nunca hicieron acto de presencia. Hasta ese día.


Los platelmintos son un grupo basal, sus "invenciones" y aportaciones al reino animal van desde la simetría bilateral, con la cefalización, hasta la organización corporal en tres capas embrionarias que dará lugar a la formación de diversos tipos de tejidos, órganos y sistemas.


Las planarias, también conocidas como turbelarios, son platelmintos (gusanos planos) de vida libre, predadores y principalmente marinos bentónicos (la mayoría de los platelmintos son parásitos).
El ejemplar de las fotografías es un turbelario del grupo de los políclados que son los que tienen un cuerpo aplanado sin segmentar, con un borde corporal ondulado y como dos tentáculos, a modo de cuernos, en la parte anterior ("cabeza").


"Cabeza con cuernos"


Si te estás preguntando: ¿atacó la planaria a Platydoris? No dudo que el Pseudoceros atacaría a Platydoris (un comedor de esponjas que es de la misma longitud, de mayor volumen y consistencia más recia que Pseudoceros), pero ese día no quise ver una carnicería, así que, con suavidad los puse en pozas mareales separadas.

Las planarias se pueden confundir con los moluscos nudibranquios. ¿Cómo diferenciarlos? Los platelmintos no tienen branquias, el intercambio de gases lo realizan por difusión por toda su superficie corporal. 



Así pues, si el animal que vemos tiene un penacho de branquias entonces se trata de un molusco nudibranquio; si carece de ellas es una planaria.


Las diferencias de intensidad en el color entre las fotografías es debido al uso de flash.


Puedes ver un vídeo haciendo click en Pseudoceros sp.

En comunicación con el Dr. Alejandro de Vera Hernández, del Museo de Ciencias Naturales de Tenerife, para una correcta identificación del género:

"Te confirmo que se trata de un Pseudoceros. Debido a la plasticidad de formas y patrones de coloración, la identificación de planarias en base a sus caracteres externos es bastante complicada y, en algunos casos, algo arriesgada. Nuestro equipo publicó hace unos años el único trabajo/catálogo que reúne todas las especies que hemos encontrado hasta ahora en Canarias, pero muchos taxones están incompletos o con dudas debido a que no hicimos cortes histológicos del aparato reproductor, necesarios para un estudio taxonómico completo y fiable.
Pero en el caso del ejemplar que me envías, te comento que es de los pocos que tenemos bien identificados y del que podemos afirmar con certeza a la que pertenece: Pesudoceros maximus. En este caso el patrón de coloración, la forma del cuerpo y la disposición de oceleos y tentáculos no deja lugar a dudas."


Fuentes


Hickman et al. (1990) Zoología, principios integrales. Edit. Interamericana-McGraw-Hill


Hofrichter R (2002) El mar Mediterráneo. Vol. II/1 Guía sistemática y de identificación. Edit. Omega


Vera et al. (2008) Contribución al conocimiento de la biodiversidad de políclados (Plathelminthes, Turbellaria) en las islas Canarias. Revista de la Academia Canaria de Ciencias XX (4)

Pennaria disticha (Cnidarios: Hidrozoo)

Pennaria disticha. Un hidrozoo colonial.

Hidrozoo colonial (pertenece al filo Cnidaria) que crece en el mismo plano de forma alterna respecto a un eje vertical. Con sus pólipos blancos recuerda a un árbol de navidad.


A los hidrozoos coloniales debido a su pequeño tamaño, donde los pólipos apenas son distinguibles y por su aspecto de planta, se les confunde frecuentemente con algas.


Hidrante (pólipo) con medusoide (cuando se desprenda será una medusa), en la parte inferior el hidrocaule (rama de la colonia). Fotografía realizada con Nikon Coolpix P5100 a través de un estereomicroscopio Motic SMZ 168 (x40).

Están emparentados  con la carabela portuguesa y con el velero (clase Hidrozoa del filo Cnidaria).

Tres hidrantes con medusoides sobre el hidrocaule. Fotografía realizada con Nikon Coolpix P5100 a través de un estereomicroscopio Motic SMZ 168 (x30).

Los hidrozoos, como Pennaria disticha, son animales que presentan un ciclo de vida complejo. Una etapa de pólipos que viven en colonias fijas al sustrato y que se reproducirán, de forma asexual, dando lugar a medusas. Las medusas de vida libre se reproducirán, de forma sexual, dando lugar a la fase de pólipos coloniales.




Los pólipos tienen tentáculos con células urticantes (cnidocitos) con las cuales se alimentará cazando organismos del plancton.


Pennaria disticha está presente en todas las aguas cálidas del mundo, habitando sobre rocas a poca profundidad.

Los especímenes fueron fotografiados en charcas mareales de El Médano (sur de Tenerife), octubre del 2014.

Fuentes
- Bouillon et al. (2004) Fauna of the Mediterranean Hydrozoa. Scientia Marina 68

- Riedl (1986) Fauna y flora del mar Mediterráneo. Edit. Omega


- Ruppert & Barnes (1996) Zoología de los invertebrados. Edit. McGraw-Hill Interamericana


Para saber más...
Hayward, Nelson-Smith & Shields (1999) Flora y fauna de las costas de España y de Europa. Edit. Omega


Dromia en un planeta simbiótico

Estos días ando enfrascado en Planeta simbiótico obra de fascinante lectura, a la par que polémica, de la bióloga evolutiva Lynn Margulis (1938-2011).
Margulis es conocida por su teoría de la endosimbiosis seriada (origen de las células eucariotas por simbiosis microbianas) y por la controvertida hipótesis de la simbiogénesis (el origen de la biodiversidad estaría en la simbiosis), hipótesis que no concuerda con la actual tendencia, de los biólogos evolucionistas, centrada en el neodarwinismo (la fuente de la biodiversidad está en las mutaciones que son tamizadas por la selección natural).
Una mañana bien temprano estuve por la rasa y, me encontre con esto:


Una mancha de vivos colores llamó mi atención: una esponja de extraña forma, pero, un leve movimiento puso en evidencia que no solo se trataba de eso. Antes de voltearlo ya suponía que me iba a encontrar: un dormilón.
Los cangrejos Dromia viven en hábitats rocosos infralitorales. Son animales perezosos, de ahí el nombre, que se recubren de esponjas las cuales sujetan sobre su espalda con los últimos segmentos de su cuerpo.



Debajo de la esponja se esconde un dormilón o peloso, ambos son los nombres vulgares dados a los cangrejos del género Dromia

Dromia y la esponja forman una asociación simbiótica. El cangrejo obtiene camuflaje y protección*; la esponja, por el desplazamiento del cangrejo, quizás vea favorecido su régimen alimentario como filtrador. Si esto es así, para la esponja, sería un caso de mutualismo, si no estaríamos ante un caso de comensalismo, donde la esponja no obtiene beneficio ni perjuicio. Sea como sea, no está claro el papel del cangrejo para la esponja.


Volteando la esponja vemos al dormilón con sus patas (pereiópodos) pegadas al cuerpo, se distinguen entre ellas las pinzas (quelípedos) parcialmente rosadas.

Volteado estará poco tiempo, el animal se revolverá para recuperar su posición de ocultación con la esponja, es entonces cuando apreciamos la separación entre el cangrejo y el porífero.

Esta relación de comportamiento está en sus inicios de coevolución y por lo tanto en un primer nivel simbiótico, pero, estando estos días influenciado por Margulis, y en un momento de debilidad neodarwiniana, me dio por pensar: que en varios millones de años los cangrejoesponjas, como una nueva especie debido a la asimilación genética neolamarkiana (simbiogénesis), andarán por la rasa.

Fotografías realizadas en la rasa de El Médano (sur de Tenerife) con un iPhone 5, enero del 2015.

Puedes ver un vídeo haciendo click en Dromia

* El cangrejo se camufla con la esponja ocultándose de los posibles predadores. Las esponjas no son un plato apetecible, muy pocos animales se alimentan de ellas, al tener pequeños cristales en su cuerpo y producir sustancias químicas que suelen ser muy tóxicas y de esta manera da protección indirecta al cangrejo.

Fuentes

González JA (1995) Catálogo de los crustáceos decápodos de las islas Canarias. Edit. Turquesa

Zann LP (1980) Living together in the sea. TFH Publications

Margulis L (2002) Planeta simbiótico. Edit. Debate

La extinción de Atractylis


Atractylis un endemismo canario que solo habita, en poblaciones con escasos ejemplares, en las islas de Tenerife y Gran Canaria.

En El Médano, sur de Tenerife, hay unos pocos ejemplares que años atrás fueron parte de un programa de conservación ya en el olvido. Fui a verlos y, con sensación de pena por su fragilidad, comprendí que el tiempo de poder impedir su extinción se ha acabado. 



Atractylis preauxiana está en el Libro Rojo de la Flora Vascular Amenazada de España, considerada en peligro de extinción. 

Unas pequeñas alambradas protegen a las plantas, aunque...

todas están tan oxidadas y quebradizas que a duras penas se mantienen pie.

Piña de mar, es su nombre común que hace referencia a la disposición de los sépalos del cáliz  de la flor.

Con la Montaña Roja al fondo, muchos de los pequeños cercados yacen rotos y vacíos.


Dada la expansión urbanística, las acumulaciones de basuras y escombreras, los senderos para turistas...

Cercados de protección, la mayoría vacíos. 

el ruinoso estado de conservación de las medidas que en su día se tomaron para protegerlas, junto al escaso número de las pocas poblaciones existentes, llevan a Atractylis irremediablemente a la extinción.



En el Banco de Germoplasma del Jardín Botánico Canario Viera y Clavijo hay semillas conservadas: quizás las próximas generaciones puedan conseguir su germinación y sepan cuidar mejor lo que nosotros habremos perdido.


Agradecido por la ayuda de Manuel Luis Gil, botánico, profesor y autor de la web Flora de Canarias.


Fuentes



Bramwell D, Bramwell (1990) Flores silvestres de las Islas Canarias. Ed. Rueda, Madrid.

Gil Gonzalez ML (2014) web: Flora de Canarias. http://www.floradecanarias.com/index.html